Especies o tipos de morsas

La morsa es una especie de mamífero pinnípedo semiacuático de gran envergadura, que se puede encontrar en los mares árticos. La población mundial se estima en apenas unos 250 000 ejemplares, de ahí que sea una especie protegida. Su nombre se deriva del griego odous, que significa diente, y baino que significa andar, ya que utilizan sus colmillos como herramienta que los impulsa fuera del agua.

Casi todos los tipos de morsas pueden alcanzar la longeva edad de 70 años. También pueden bucear hasta 90 metros de profundidad y pueden permanecer bajo el agua hasta 30 minutos. Su alimento favorito son las almejas, invertebrados y peces.

La morsa siempre ha tenido un importante rol en la vida del hombre, especialmente de los que vivían en las zonas más frías del planeta. De estos animales obtenían aceites y carne que les otorgaba los nutrientes necesarios para sobrevivir. Además, sus colmillos, y los huesos de su cuerpo, eran utilizados como herramientas y materiales para la construcción de sus viviendas, ya que los árboles no eran muy abundantes en esas zonas.

Pero no siempre el hombre ha cazado las que necesitaba para su supervivencia, sino que ha provocado masacres de morsas que diezmaron sus poblaciones. En la actualidad se toman medidas para salvaguardar estos estos animales y se ha logrado mantener estables las poblaciones de morsas alrededor del mundo.

Especies de morsas

Actualmente se encuentran documentadas tan solo dos subespecies de morsas (Morsa del Atlántico y Pacífico). Existía una tercera que se encontraba localizada en el océano Glacial Ártico, la morsa del Mar de Láptev, pero esta ya no se reconoce como parte de la especie desde hace algunos años.

Te puede interesar:  Especies o tipos de ardillas

Morsa del Atlántico

Orden: Carnivora Familia: Odobenidae Género: Odobenus Nombre científico: Odobenus rosmarus rosmarus

Especie Morsa del Atlántico

Especie Morsa del Atlántico

Como su nombre lo indica, se pueden encontrar en el océano Atlántico, específicamente en el noreste de Canadá, Groenlandia y el archipiélago de Svalbard. Pueden pesar hasta 1500 kg, y sus colmillos hasta 1,3 kg cada uno. Su tamaño puede alcanzar los 4 metros de largo. Sus dientes pueden crecer toda su vida y los utilizan para salir del agua y subir a los témpanos de hielo flotantes, para interactuar con otras morsas, y para competir por el apareamiento.

Poseen una tupida masa de bigotes, que crecen de unas almohadillas rollizas que tienen en el labio superior y también en las mejillas. Estos bigotes son fuertemente sensibles y su habilidad principal es detectar, cazar y consumir presas, que debe desenterrar del fondo oceánico.

Su cola es muy reducida. Ostentan un torso abultado y fuerte, principalmente desarrollado en los machos adultos. Este le quita importancia a su cabeza que es ancha y plana, con un hocico corto y achatado. Sus mejillas son gruesas y anchas. No poseen oído externo. Sus aletas delanteras son cortas y anchas y tienen uñas pequeñas.

Tienden a desarrollar unos nódulos, que pueden ser similares a verrugas, en el cuello y el pecho cuando llega su edad de apareamiento. Tienen 5 pares de dientes en el maxilar superior y 4 en el inferior. Tienen un pelaje parco y corto, de color marrón claro, y en ocasiones rubio. Con la edad pueden perder pelos, tanto que a lo lejos pueden parecer lampiños. En cambio, las hembras no pierden pelo, aunque éste sigue siendo escaso.

Su piel tiene un grosor de 6 cm, y su color varía entre el rosa pálido, cuando se encuentra dentro del agua, y el rosa fuerte, cuando se encuentra fuera del agua. Esto se debe a la cantidad de sangre que circula por los capilares de la piel. Pueden ser peligrosas para el hombre si este la provoca.

Te puede interesar:  Especies o tipos de caballos

Morsa del Pacífico

Orden: Carnivora Familia: Odobenidae Género: Odobenus Nombre científico: Odobenus rosmarus divergens

Especie Morsa del Pacífico

Especie Morsa del Pacífico

Como su nombre lo indica podemos encontrarla en el océano Pacífico, específicamente en el Estrecho de Bering, en el mar de Chukchi, y en el norte de la Siberia. Pueden llegar a medir hasta 3,6 metros y pesar hasta 1700 kg. Su piel puede ser de hasta 4 cm de espesor. Es muy similar en el resto de sus características físicas a la morsa del Atlántico.

Se alimentan de 60 géneros de organismos marinos como camarones, cangrejos, moluscos, crustáceos, gasterópodos (caracoles), almejas, pepinos de mar, entre otros que incluyen, cuando escasea el alimento, en cadáveres de focas. Las morsas pueden consumir hasta el 6% de su peso corporal diariamente, tal es así que pueden consumir hasta 6000 almejas en una sola sesión. Si la hembra está gestando, su consumo puede aumentar hasta un 40%.

Este período puede demorar hasta 16 meses, cuando nace la cría, que usualmente es una, aunque se han dado casos de hasta 2 crías. Cuando nacen pueden pesar hasta 75 kg. Entre sus depredadores podemos mencionar a los osos polares y las orcas.

Nombres de morsas famosas

Quién no se acuerda de los personajes encantadores que protagonizaron las morsas en la televisión infantil. Tal es el caso de Dash, una morsa que participó en la segunda entrega de la película La sirenita Ariel, y que fue el compañero de las aventuras de Melody.

También podemos mencionar al Señor Morsa, que participó en la película de Alicia en el país de las maravillas. Este personaje es encontrado por la protagonista mientras caminaba por la playa. Morsa se dedicaba a engañar a las ostras para que se fueran con él y luego servir de festín para él y sus amigos.

Te puede interesar:  Especies o tipos de focas

Sin embargo, no solo son famosas en el cine. Las morsas fueron el principal sustento de los Vikingos de Groenlandia en la época medieval, quienes tenían casi la totalidad del monopolio de marfil en la Europa de aquel siglo. Estos usaban los colmillos de las morsas para producir objetos ornamentados como crucifijos y piezas de ajedrez.

Imágenes de morsas

Morsas en peligro de extinción

Solo existen 250 000 ejemplares en la población mundial de morsas, por lo que ambas subespecies se encuentran en peligro.

  • Morsa del Pacífico (Odobenus rosmarus divergens): se encuentra en peligro de extinción por la caza furtiva que realiza el hombre sobre la misma.
  • Morsa del Atlántico (Odobenus rosmarus rosmarus): se encuentra en peligro de extinción por la caza furtiva que realiza el hombre sobre la misma. Aunque en la actualidad se están tomando medidas para que la población de morsas aumente.